FALLO BALDIVIESO PDF

It was the scene of an early bloodless victory during the war to make Acre independent of Bolivia. Mayors were appointed by the national government from to and from to Member feedback about List of state leaders in Progressive Alliance Revolvy Brain baldivirso. Chuquisaca Somos Todos was an electoral alliance in the 4 April elections in Cochabamba department, Bolivia. Member feedback about Oruro, Bolivia: With a population flalo 2, according to the last censusQuito is the second most populous city in Ecuador, after Guayaquil. Estado Plurinacional de Bolivia ,[8][9] is a landlocked country located in western-central South America. He promotes the reconstruction of ancestral identity of the original indigenous nat Inthe city was designated as the headquarters of the Union of South American Nations.

Author:Goltigore Kazilmaran
Country:Djibouti
Language:English (Spanish)
Genre:Art
Published (Last):8 August 2018
Pages:61
PDF File Size:12.36 Mb
ePub File Size:6.88 Mb
ISBN:790-9-23323-415-7
Downloads:90645
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Bamuro



La defensa interpuso recurso extraordinario federal, que fue declarado inadmisible, ante lo cual interpuso la correspondiente queja.

Los hechos se originaron cuando Baldivieso ingres para su atencin al Hospital San Bernardo donde fue asistido por profesionales que le diagnosticaron la ingesta de cpsulas que contenan clorhidrato de cocana. No surge con claridad de qu modo el agente de polica que se encontraba en servicio en el lugar, tom noticia de estas circunstancias. Se presume que esa informacin fue divulgada por los mdicos tratantes.

La defensa de Baldivieso plantea dos agravios. El primero consiste en que al utilizarse como prueba aquellas circunstancias que surgieron de la comparecencia del imputado a un hospital pblico, se viol la garanta constitucional que protege contra la autoincriminacin. En efecto, la "decisin" de Baldivieso de concurrir a ese establecimiento no era libre, ya que careciendo de medios para pagar una atencin privada, y ante el riesgo que corra su salud, no pudo optar por otra alternativa, con lo cual la situacin forz una conducta de autoincriminacin.

Por otra parte, los recurrentes sostuvieron que el origen del procedimiento estara viciado porque tendra su punto de partida en la revelacin ilegtima de un secreto profesional. De esa manera correspondera disponer el dictado de la nulidad de todo lo actuado. Tambin argument que el imputado no pudo optar por asistir a un mdico privado, en cuyo caso la solucin respecto a la violacin del secreto mdico no habra sido puesta en duda y criticaron la interpretacin jurisprudencial del derecho positivo que consiste en sostener que el mdico que es funcionario pblico por desempearse en un hospital pblico no est sujeto al secreto mdico mientras que el mdico que atiende privadamente tiene el deber de guardar silencio.

El Procurador considera que los agravios planteados por la recurrente suscitan cuestin federal ya que se trata de establecer la legitimidad de la prueba obtenida en un proceso seguido por infraccin a la ley que reprime el trfico de estupefacientes, a partir de la asistencia mdica brindada en un hospital pblico al imputado que concurri all a requerir su atencin, lo que conduce a establecer el alcance de las garantas del debido proceso legal y la prohibicin de autoincriminacin, en una causa instruida por delitos de naturaleza federal.

Sostiene que el ncleo del agravio consiste en que no puede utilizarse la informacin aportada por el imputado al concurrir a un hospital pblico y revelar, directa o indirectamente, su conducta anterior ilcita y que es conveniente recordar que el secreto mdico es un dispositivo tendiente a asegurar la intimidad relativa a un mbito privado como lo es la informacin acerca del propio estado de salud psicofsica.

El carcter privadsimo de esa informacin y la sensibilidad de su revelacin convierten a este mbito de la intimidad en constitutivo de la dignidad humana. Editorial Atlantida S. Y se estableci que: el derecho a la privacidad comprende no slo a la esfera domstica, el crculo familiar y de amistad, sino a otros aspectos de la personalidad espiritual o fsica de las personas tales como la integridad corporal o la imagen y nadie puede inmiscuirse en la vida privada de una persona ni violar reas de su actividad no destinadas a ser difundidas, sin su consentimiento o el de sus familiares autorizados para ello y slo por ley podr justificarse la intromisin, siempre que medie un inters superior en resguardo de la libertad de los otros, la defensa de la sociedad, las buenas costumbres o la persecucin del crimen.

Sostiene que los delitos relacionados con los estupefacientes no estn comprendidos dentro de las categoras all mencionadas sino en todo caso en aquellos que afectan la salud pblica y que el deber enunciado en el inc. Que la disposicin de la informacin sobre el propio estado de salud es una esfera de intimidad privilegiada que origina un deber de confidencialidad superior.

El inters en la persecucin del delito tiene un peso menor que la proteccin de la confianza general de recurrir a la ayuda mdica como promotor del sistema de salud pblica.

Tampoco es aplicable el argumento de que con una decisin en este sentido se vuelve inaplicable la persecucin penal de los delitos de trfico. La consecuencia de la falta de realizacin de los fines del derecho penal slo tiene lugar cuando hay un inters preponderante a proteger, como en este caso, pero ello no proyecta ninguna consecuencia sobre la persecucin de los delitos de trfico, incluso los llevados a cabo mediante la modalidad del transporte de sustancias dentro del cuerpo de personas.

Opina que debe hacerse lugar a la queja y declararse procedente el recurso extraordinario y revocarse la sentencia apelada. CORTE SUPREMA voto de Nolasco y petracchi Resuelve hacer lugar a la queja y revocar la sentencia recurrida considerando que hay un conflicto de intereses entre la ponderacin entre el derecho que le asiste a todo habitante de la Nacin que requiere asistencia a un profesional de la salud Cuna accin privada incluso para quien se encuentra realizando una conducta delictiva y el inters del Estado en la persecucin de los delitos pero que en el caso, se trata nada menos que del derecho a la vida de una persona y ese inters del Estado.

Considera que es incuestionable que el estallido de las cpsulas en el aparato digestivo del procesado importaba un peligro cierto de muerte. Que el procesado se hallaba en la disyuntiva de morir o de afrontar un proceso y una pena. Que los valores en juego en el caso concreto son, la vida y el inters del Estado en perseguir los delitos, cualquiera sea la gravedad de stos y sin que quepa tomar en cuenta distinciones contenidas en disposiciones procesales pues esta ponderacin no puede resolverse con otra base que la jerarqua de valores y bienes jurdicos que deriva de la propia Constitucin Nacional.

Que es claro que la dignidad de la persona es un valor supremo en nuestro orden constitucional y claramente personalista y que el principio republicano de gobierno impide que el Estado persiga delitos valindose de medios inmorales, como sera aprovecharse del inminente peligro de muerte que pesa sobre el procesado que acude a la atencin mdica, mediante la imposicin de un deber al mdico que lo convierta en un agente de la persecucin penal del Estado.

ARGIBAY Expresa que la doctrina del plenario Natividad Fras dejo establecido que no puede instruirse sumario criminal en contra de una mujer que haya causado su propio aborto o consentido en que otro se lo causare sobre la base de la denuncia efectuada por un profesional del arte de curar que haya conocido el hecho en ejercicio de un cargo oficial. Sostiene que la intimidad o privacidad se encuentra protegida por nuestro derecho vigente con desigual intensidad segn cul sea el aspecto de la vida privada que se busca resguardar; no es el mismo tipo de aseguramiento el que provee el art.

Dice que el primero de los preceptos mencionados est dirigido a excluir de todo tipo de interferencia estatal aquellas acciones que en modo alguno afecten a terceros, que no generen efectos daosos sobre otras personas y la proteccin acordada por el art. En el caso la consulta mdica se produjo en el curso de una accin delictiva cuya aptitud para perjudicar a terceros no ha sido puesta en tela de juicio. Manifiesta que el trfico de drogas es una conducta daosa por el peligro que la distribucin de la mercanca ilegal representa para la salud pblica.

Sostiene que el secreto mdico exige a los profesionales de la salud mantener la confidencialidad sobre la informacin obtenida a travs del vnculo profesional con su paciente, deber que es definido y reglamentado en el art.

Expresa que el derecho a la vida privada no es absoluto y la legislacin vigente admite bajo ciertas condiciones la injerencia en ese mbito protegido.

Excepta a los mdicos de dicha obligacin en los casos que otras leyes as lo determinen o cuando se trate de evitar un mal mayor y sin perjuicio de lo previsto en el cdigo penal. La confidencialidad cede frente a la obligacin de denunciar determinadas enfermedades como la lepra, pestes, las enfermedades venreas en perodo de contagio o para evitar un mal mayor.

Expresa que es cierto que a los mdicos funcionarios pblicos se les exige el deber de denunciar propio de todos los funcionarios y que entonces se producira un efecto social discriminatorio entre las personas que tienen recursos para acceder a la medicina privada y aquellas que solo cuentan con la posibilidad que brindan los establecimientos estatales: las primeras contaran con una proteccin de un secreto mdico ms amplio que las segundas.

Concluye que el deber de denunciar que pesa sobre los mdicos pblicos es el mismo que tienen los mdicos privados. Adems de no encontrarse obligados a dar noticia a la polica, los mdicos que atendieron a Baldivieso tenan prohibido hacerlo y que no estuvieron presentes algunas de las circunstancias que relevasen a los mdicos del secreto, esto es, que hubiesen actuado en el entendimiento de que se encontraban ante un delito contra la vida o la integridad fsica o que estuviesen ante la necesidad de evitar un mal mayor.

Por lo que declara la nulidad de todo lo actuado y absuelve a Baldivieso. Intereses relacionados.

INGLES BASICO A GHIO PDF

Fallo Baldivieso

Kazisida Primero Sucre is a legally recognized but effectively inactive local political alliance in Sucre, Bolivia. It was the scene of an early bloodless victory during the war to make Acre independent of Bolivia. The Armed Forces of Bolivia has four main branches: Prior to the planned visit, the civic movement led by the Inter-Institutional Committee and the Bwldivieso Civic Committee demanded that Morales apologize to the families of three Sucre residents who were killed in November clashes outside the final meetings of the Bolivian Constituent Assembly. Politics of Bolivia topic The politics of Bolivia takes place in a framework of a presidential representative democratic republic, whereby the president is head of state, head of government and head of a diverse multi-party system. Marco Etcheverry Its followers are known as masistas. Later, at the beginning of the twentieth century, tin mining gave a new impetus to the advance of the railways, forming what is now known as the Andean or Western network. With the arrival of the Chaco War, the company was dissolved, but reunited inthis time under the direction of Monroy.

ESI U24XL PDF

Análisis Del Fallo Fayt

.

D-LINK 2100AP PDF

Fallo “Baldivieso”. Garantía de autoincriminación. Violación del secreto médico. Prueba ilícita.

.

LANCOM 1621 PDF

Mauricio Baldivieso

.

Related Articles