EL DESAFIO DE LA AURICULOTERAPIA PDF

Si por una parte esta utilizacin podra parecer sorprendente, se explica perfectamente por la riqueza de su inervacin, as como por las mltiples conexiones que mantiene con el Sistema Nervioso Central. Si ya eran conocidas para los cientficos desde tiempo atrs las somatotopas que el organismo humano presenta a nivel de la circonvolucin frontal o la parietal ascendente, o la empleada por los indlogos, cmo extraamos de que lo mismo ocurra a nivel de la oreja? Como iremos precisando a lo largo de este trabajo, en el pabelln auricular existe una imagen refleja que podra equipararse a la de un feto in tero, a trmino. O sea, con la cabeza situada en la parte inferior de la oreja, a nivel de su lbulo, mientras que las extremidades se situaran a nivel de la cima auricular.

Author:Mooguran Zolora
Country:Japan
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):15 February 2019
Pages:353
PDF File Size:15.11 Mb
ePub File Size:16.90 Mb
ISBN:433-2-72644-461-4
Downloads:36399
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kazizil



Bibliografa Captulo 15 La teraputica del aparato locomotor mediante la auriculoterapia Principios sobre la etiologa de la patologa ortopdica desde el punto de vista ciberntico Observaciones sobre algunas enfermedades ortopdicas frecuentes en la prctica diaria Presentacin resentamos hoy al pblico espaol la AURICULOTERAPIA, una tcnica reflexoterpica de origen occidental y de historia relativamente reciente, puesto que data de apenas algo ms de 25 aos, aunque como veremos ms adelante existan ya precedentes histricos que sugeran la posibilidad de utilizar el pabelln de la oreja con finalidades diagnsticas y teraputicas.

Esta tcnica ha sido puesta a punto, codificada y estructurada por el Dr. PAUL F. NOGIER, de Lyon Francia y se adapta perfectamente a la formacin y hbitos de pensar de los mdicos occidentales, el lenguaje que usa es el mismo que se puede utilizar en cualquier Ctedra de una Facultad de Medicina, y los conocimientos bsicos que precisa su aprendizaje forman parte del bagaje cultural que se imparte a lo largo de una formacin mdica acadmica.

No necesita, por lo tanto, el conocimiento de otros tipos de pensamiento y conceptos cosmobiolgicos de origen oriental, como ocurre con la Acupuntura clsica china, por otra parte una tcnica perfectamente vlida, asimismo.

Se fundamenta en la existencia en el pabelln auricular, en situaciones de conflictos patolgicos, de unos puntos especiales en la dermis, que se pueden detectar fcilmente por diversos medios, y cuya estimulacin produce a distancia efectos reflejos que se traducen en una mejora o en una desaparicin de las molestias que aqueja el enfermo.

Importante ha sido, asimismo, la aportacin efectuada por los trabajos del Dr. La intencin de este trabajo es estimular el inters del pblico espaol que pudiera desconocer esta tcnica, para que aquellos que la juzguen interesante puedan profundizar en la misma mediante la consulta de otras fuentes, dedicadas al ambiente profesional, como las relacionadas en la Bibliografa final.

Captulo 1 Concepto de la Auriculoterapia y de la Auriculomedicina NOTA: Gran parte de las ilustraciones de este libro son pequeas modificaciones de diseos originales del prestigioso Acupuntor y Auriculoterapeuta Dr. Y sin embargo, los mdicos acabamos por preguntarnos: Cul es la validez de lo que estamos haciendo?

Porque si por una parte usamos medicamentos, como los citostticos, en el tratamiento de enfermedades antao consideradas como incurables, es evidente que sus efectos secundarios, mucho ms visibles que los resultados teraputicos, nos hacen pensar en la conveniencia de realizar un exhaustivo balance de lo que estamos realizando.

Por otra parte, no cabe duda de que toda esta sofisticacin de tcnicas no ha llevado aparejada una paralela humanizacin de las mismas, sino todo lo contrario. Se ha perdido la visin global del hombre en su conjunto, sometido a un cmulo de influencias exteriores a el mismo que desembocan en un proceso cada vez ms frecuente: la angustia.

Cuanto ms progresos tcnicos, ms solo se encuentra el hombre ante el dolor, la enfermedad y la muerte. Para el mdico superespecializado, atento solamente a la vigilancia de unas cuantas constantes vitales de un paciente que slo representa para el un nmero en una historia clnica, no tienen ninguna valoracin las circunstancias personales del hombre entregado a su cuidado y mucho menos el entorno sociolgico que le rodea.

Hemos perdido actualmente el papel del mdico como intermediario entre el mal y su paciente. Es evidente que en muchas fases de su enfermedad lo que el hombre enfermo necesita es lo que ms le cuesta obtener en el mundo tecnificado en que vivimos: la mano amiga del mdico, que le ayude a sobrellevar sus molestias y a morir, cuando llegue el momento. Existe una constante intercomunicacin entre el terapeuta y el enfermo que est tratando, lo cual abre el camino a posibilidades de captar informacin sobre lo que le ocurre al paciente que en ocasiones llegan a sobrepasar nuestras capacidades puramente sensoriales.

Por ello es mayor el mrito del Dr. NOGIER, descubridor de la tcnica que nos ocupa, quien supo tener el valor de volverse hacia unos conocimientos inslitos y lograr, partiendo de antiguas fuentes, construir sobre ellas un edificio nuevo y sorprendente, estableciendo un mtodo cientfico, riguroso, accesible, y eminentemente prctico.

Y esta alteracin del punto es la que permite la prctica de nuestra tcnica, que en sntesis consiste en la estimulacin por medios diversos masajes, agujas, corrientes elctricas, rayos Lser, etc.

Esta viene, pues, a significar a la vez un cuadro de control, donde podemos apreciar las alteraciones del organismo, y un tablero de mando donde, apretando ciertas teclas, vamos a poder corregirlas.

El descubrimiento hecho por el Dr. NOGIER de las relaciones topogrficas de la oreja con el embrin humano fue el detonante de una investigacin intensa, no solamente en los pases del mundo occidental, sino que incluso ha alcanzado a la China continental, lo que ha conducido a un gran desarrollo en este campo.

Si por una parte esta utilizacin podra parecer sorprendente, se explica perfectamente por la riqueza de su inervacin, as como por las mltiples conexiones que mantiene con el sistema nervioso central. Si ya eran conocidas para los cientficos desde tiempo atrs las somatotopas que el organismo humano presenta a nivel de la circunvolucin frontal o la parietal ascendente, o la empleada por los indlogos, cmo extraarnos de que lo mismo ocurra a nivel de la oreja?

Como iremos precisando a lo largo de este trabajo, en el pabelln auricular existe una imagen refleja que podra equipararse a la de un feto in tero, a trmino. O sea, con la cabeza situada en la parte inferior de la oreja, a nivel de su lbulo, mientras que las extremidades se situaran a nivel de la cima auricular. Con arreglo a esta ordenacin tiene lugar la existencia de un punto reflejo auricular para cada zona corporal.

Ahora bien, y es un detalle a subrayar, esta correspondencia slo puede ponerse de manifiesto en un sujeto enfermo. No es demostrable en el sano. Slo cuando una regin corporal abandona su equilibrio fisiolgico pueden detectarse en la oreja puntos alterados. En estas condiYa en el antiguo Egipto se encuentran referencias a la utilizacin del pabelln auricular con intenciones mdicas.

Un reconocido egiptlogo, Alexandre Varilla, afirma que las mujeres que no deseaban tener ms hijos se hacan pinchar el pabelln de la oreja. Y se ha encontrado una antigua obra de arte mostrando una reina con una aguja en la oreja. No nos puede extraar que el gran maestro de la Medicina Hipcrates, durante los aos de su estancia en Egipto tuviera acceso a estos conocimientos, como se deduce de alguna de sus publicaciones.

As en su libro "Sobre la generacin" afirma que "los que han sufrido incisiones al lado de las orejas usan, verdaderamente, del coito y eyaculan, pero su eyaculacin es poco abundante, inactiva e infecunda. Y as cita: "Ellos se tratan de la forma que sigue: al comienzo del mal, abren la vena colocada detrs de una y otra oreja.

Igualmente que en la antigua Grecia, ellos trataban la citica quemando un punto determinado sobre el antehlix de la oreja. En el libro dedicado a las epidemias, se refiere al tratamiento por la oreja de los estados inflamatorios: "Para las inflamaciones de las partes inferiores, abrir las venas en las orejas.

En la antigua China, hacia el ao A. En este texto se dice que todos los seis meridianos Yang se hallan directamente conectados con la oreja, mientras que los seis meridianos Yin se hallan conectados indirectamente a la oreja. En el primitivo esbozo de cartografa auricular china los puntos no guardaban una organizacin somatotpica, sino que eran un conjunto de puntos distribuidos aleatoriamente por la oreja.

En otro texto clsico, el Ling Shu, fechado aproximadamente entre el y el A. Ya en tiempos ms recientes, en la poca de la dinasta Tang, se difunde ampliamente el uso de la estimulacin del pabelln auricular para controlar el curso de las enfermedades internas.

En la antigua Persia, despus de la cada del Imperio Romano, se conservaron antiguos informes mdicos, en los que se mencionaba el tratamiento de la citica mediante cauterizaciones en el pabelln auricular. Los antiguos chinos practicaban, en comn con otros pueblos como los rabes, gitanos, hindes y europeos una tcnica consistente en pinchar un punto determinado en el lbulo de la oreja para tratar padecimientos oculares, tales como el ojo rojo, la miopa y la catarata.

Frecuentemente se prescriba el uso de aros de oro, a los que se consideraba como productores de una continua estimulacin de los centros vitales del cerebro. En Europa, ya en la Edad Media, la Compaa Holandesa de las Indias Orientales, que desarroll un gran intercambio comercial con China, trajo los primeros conocimientos sobre la Acupuntura a Europa.

Incluidos en este conjunto de informaciones se hallaba tambin la Acupuntura auricular, as como el desarrollo de las agujas hipodrmicas a partir de las agujas chinas de Acupuntura.

Ya en el siglo XVII, un mdico portugus, Zacutus Lusitanus, describe la utilizacin de las cauterizaciones auriculares en el tratamiento de la neuralgia citica. El afirma: "Hipcrates recomienda frecuentemente a lo largo de sus obras la seccin de venas situadas detrs de las orejas para curar los dolores isquiticos.

Los modernos, que han ensayado muy raramente esta prctica, no saben cmo explicar la utilidad de la aplicacin de un cauterio en este punto. Ms modernamente, en , el Profesor Ignaz Colla, de Parma, expone la observacin de un hombre que haba sido picado por una abeja a nivel del antehlix, lo que le haba causado una incapacidad pasajera para la deambulacin.

Tambin relata cauterizaciones retro-auriculares realizadas bajo su direccin, con un evidente xito, por un compaero suyo cirujano, el doctor Cecconi, para tratar dolores citicos. En , el "Journal des Connaissances Mdico-Chirurgicales" en su nmero de primero de mayo, publica un conjunto de observaciones y documentos facilitados por el doctor Lucciani, de Basta, recomendando la cauterizacin de la oreja como tratamiento radical de la citica.

La zona que se estimulaba era la raz del hlix. Corra la dcada de los aos 50 cuando muchos mdicos residentes en la regin lyonesa vieron aparecer por sus consultas a pacientes que eran portadores de una curiosa cauterizacin en la zona del antehlix, en la oreja. Interrogados sobre el origen del fenmeno, los pacientes contestaban que esa cauterizacin les haba sido practicada por una curandera, de nombre Madame BARRIN, y que haba tenido como finalidad el alivio de unas molestias citicas.

Como en todos los grandes descubrimientos de la humanidad, debi darse en ese momento la conjuncin del azar con el genio observador de un cientfico tenaz e imaginativo. Y as ocurri que el Dr. Y repitiendo en su consultorio tal prctica, se convenci de que efectivamente se obtenan resultados positivos. De ah a deducir que la totalidad del antehlix sera la correspondencia refleja de la columna vertebral slo haba un paso.

Pero curiosamente esta correspondencia no tena lugar en el sentido que podramos llamar "normal," sino que la disposicin era invertida, de forma que las vrtebras cervicales se proyectaran en la parte ms inferior del antehlix, mientras que las lumbares, sacras y coxgeas ocuparan las porciones ms superiores.

Haba hecho su aparicin el primer dogma de ia recin nacida ciencia: La ley de la inversin somatotpica auricular, que informa todas las relaciones del pabelln auricular con el resto del organismo.

Si esta correspondencia obedeca a un plan lgico, las estructuras vecinas a la columna vertebral, como la parrilla costal, los huesos ilacos, etc. Y as ocurri. La constatacin de una peculiar caracterstica de los puntos auriculares, que eran capaces de traducir la presin que sobre ellos se ejerca en un dolor agudo y especfico, permiti el diseo del primer instrumento diagnstico, el palpador a presin, con cuya ayuda se pudo ya esbozar una especie de caamazo de cartografa, que se fue precisando progresivamente mediante un movimiento de investigacin impulsado por el propio Dr.

NOGIER, compensando con un entusiasmo irrefrenable el posible empirismo de los primeros tiempos de la tcnica. Las localizaciones encontradas, siempre en relacin con la existencia de procesos patolgicos en el organismo de los pacientes explorados, deban pasar la prueba del fuego de su utilidad teraputica. Su estimulacin se deba traducir en un alivio o una desaparicin de las molestias que aquejaban al paciente.

Ms adelante, el descubrimiento por el Dr. JACQUES NIBOYET de que tanto los puntos de la Acupuntura clsica china como los puntos auriculares se caracterizaban por presentar una resistencia al paso de la corriente elctrica completamente diferente de su entorno inmediato, permiti el diseo de aparatos que basados en la vieja ley de OHM permitan la localizacin de los puntos activos con toda precisin.

Las diferencias individuales inducidas por factores personales, sociales, de educacin, de sexo, etc. Con esta importante ayuda se pudo ir completando cada vez con ms precisin el entramado de la primitiva cartografa auricular. Pero an no era la tcnica ms que una reflexoterapia ms.

Sin embargo, otra curiosa coincidencia observada por el Dr. Examinando un da a un enfermo, tomndole los pulsos a la manera tradicional china, observ NOGIER que al rozar casualmente el borde del pabelln de la oreja con su mano se haba producido instantneamente un cambio en la percepcin del pulso. Pens incluso que haba descubierto un matiz del pulso que no haba sido descrito por los autores chinos y lo bautiz como pulso YU.

Pronto se convenci de que el fenmeno observado era algo mucho ms complejo. Que era una verdadera seal autnoma, un nuevo reflejo, que por similitud con el bien conocido reflejo culo-cardaco, bautiz con el nombre de Reflejo Aurculo Cardaco, pensando que su punto de partida sera el pabelln auricular y que el corazn tendra mucho que ver en su mecanismo de produccin.

Sin embargo, estudios ms profundos le llevaron a la conclusin de que el nombre no haba sido bien elegido: no solamente el pabelln auricular funcionaba como "trigger" de este reflejo, sino que cualquier punto del revestimiento cutneo del cuerpo era capaz, si se estimulaba convenientemente, de poner el mecanismo en marcha.

Y en cuanto al rol del corazn tambin quedaba en entredicho, ya que muy pronto se relacion este reflejo con vas neurovegetativas, como los trayectos simpticos periarteriales, cuya interrupcin experimental produca la desaparicin del fenmeno. Y de hecho este descubrimiento podra haberse producido mucho tiempo antes. Ya por los aos 40, un cirujano vascular francs, el Profesor RENE LERICHE haba comunicado a sus colegas del "Collge de France," de donde era profesor, un caso muy curioso que le haba sucedido con un paciente que era portador de un gran aneurisma arteriovenoso a nivel ilio-femoral.

Una vez realizada la intervencin quirrgica, con buen resultado, cuando a este paciente se le fueron a cambiar los vendajes, se apreci que el ms fino contacto con la piel que recubra el vaso intervenido desencadenaba una pulsacin violentsima de la arteria femoral, que incluso resultaba molesta para el paciente. E incluso estmulos de tan escasa entidad como la lectura de una novela policaca, cuando el paciente llegaba a un momento interesante, desencadenaban el mismo latido de la arteria femoral.

As como la ley de la solidaridad de los grandes troncos arteriales, de las arteriolas e incluso de los capilares. Sin embargo, todos estos descubrimientos quedaron durmiendo el sueo de los jjstos, y a nadie se le ocurri profundizar en el estudio de estos fenmenos. Ijcluso medios fsicos, como los campos magnticos y las radiaciones atmicas je dbil intensidad, fueron aadindose progresivamente hasta llegar al momento actual, en que las tcnicas en uso permiten un estudio profundo del disorir de las diversas informaciones que son procesadas constantemente por el orgaaismo humano.

Y an ms, tiene la ventaj de ser relativamente fcil de practicar, ya que no suele desencadenar reaccione desagradables, consume menos tiempo perdido que otros mtodos, ya que el paciente no tiene que desnudarse una vez que se ha realizado el examen previo.

Su amplia efectividad puede demostrarse con las aplicaciones a la anestesia quingica, en la que los puntos auriculares se han mostrado muy efectivos en la elim cin del dolor quirrgico. Nogier, quien fue el prirriero que acometi la tarea de explorar con un criterio cientfico, e inspirado en le principios tradicionales chinos, los procesos que tienen lugar en la oreja, alcanzando un xito y logrando revivir esta olvidada rama de la medicina china.

La calidad del metal empleado condiciona el resultado deseado. As las agujas de acero tienen un efecto equilibrador de la energa del punto, mientras que las agujas de oro tienen un efecto tonificante y las de plata un efecto dispersante o sedante.

Sin embargo mantienen evidentes diferencias. La primera y ms importante se relaciona con la calidad de los puntos. As como en la Acupuntura clsica china los puntos se hallan distribuidos por la totalidad del tegumento cutneo, y son detectables siempre, independientemente del estado de salud o enfermedad del sujeto explorado, e incluso se pueden localizar en el cadver algunas horas despus de la muerte, los puntos de Acupuntura auricular slo son detectables en una situacin de enfermedad.

Solamente cuando una estructura anatmica o funcional del organismo abandona su equilibrio fisiolgico aparecen en la oreja unos puntos sensibles a la presin, la cul traducen en un dolor incisivo, casi lancinante, que a veces obliga al paciente a realizar un gesto defensivo, a la vez que manifiestan una alteracin en sus parmetros elctricos.

GUIA ZELDA MINISH CAP PDF

EL DESAFIO DE LA AURICULOTERAPIA PDF

Fenrikasa Please review our privacy policy. In anticipation of rl a preventive treatment to reduce levels of anxiety and pain in the nursing staff, the use of auriculotherapy has been proposed as a complementary and preventive practice. This area shows neuroanatomical evidence of vagal afferents The eligible population obtained was subjects and completed the study Figure 1with a loss of 47 The evaluation instruments were the State-Trait Anxiety Inventory, Pain Visual Analog Scale and Quality of Life instrument, applied at the start and after five and 10 sessions five weeks. Author information Article notes Copyright and License information Disclaimer. The group with adhesive tape did not function as a placebo, due to failing to blind the subjects. Crisis situations compromise the mental health and the usefulness of the APPA was only observed with regards to anxiety, perhaps because the pain level was not an inclusion criterion for the present study.

THOMAS TRACKMASTER INSTRUCTIONS PDF

El Desafio de La Auriculoterapia

.

DY11 TRANSFORMER PDF

el desafĂ­o de la auriculoterapia victorino martinez figuereo

.

ENCIKLOPEDIJA DINOSAURUSA PDF

El desafio de la auriculoterapia

.

Related Articles